"La violencia no es un juego"

  Claves para la comunicación y la convivencia sin violencia. 

Programa de Coaching que trata una realidad social que merece especial atención, la violencia en todas sus manifestaciones dentro de las relaciones humana. 

Analizada la situación actual de violencia en las relaciones de pareja, profesionales y en las aulas, con el objetivo de lograr una convivencia saludable, ponemos en marcha el programa "La violencia no es un juego" 

Las distintas actividades y acciones formativas tienen como guía las relaciones basadas en el respeto por las personas, con enfoques constructivistas, aplicados en las áreas de Familia y Educativo. 

El propósito de este programa es tratar las relaciones y aportar recursos eficaces a las personas, dada la gran importancia que tiene en el desarrollo equilibrado y saludable . 

Leer más: LA VIOLENCIA NO ES UN JUEGO

“Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad” Karl A. Menninger

Nuestra sociedad cambia, y por ello cambia nuestra forma de educar. Hoy para ser padres, madres y profesores, educadres eficaces,  necesitamos nuevas formas de pensar, de hacer, hemos de “entrenar”. Es preciso desarrollar determinadas habilidades y competencias, que aporten a nuestros hijos-as y alumnos-as oportunidades de aprendizaje, descubrimientos y experiencias que aporten valor para vivir su propia vida.  Somos sus principales referentes,  sus guías,  modelos a imitar, los  acompañantes más significativos para enseñarles a aprender,  a vivir! Los padres, profesores, educadores, somos las personas más influyentes en la vida de hijos y alumnos.  Seguro que tienes en tu memoria aprendizajes significativos, que te aportaron en tu familia, en tu colegio.

Nuestra forma de ser y ejercer los distintos roles como educadores, tienen gran peso en lo que nuestros hijos y alumnos serán y vivirán en el futuro, como personas y como profesionales.  Educar es tan importante que no podemos delegar, ni improvisar, o dejarlo en manos  del azar..  Esta gran tarea requiere tiempo, dedicación, esfuerzo, paciencia, motivación, y una larga lista de aptitudes,  además de estar preparados para gestionar esos miedos que nos acechan cuando de  facilitarles experiencias se trata, cuanod sabemos que para aprender por sí mismos, tenemos que dejarles hacer, equivocarse, sentir frustración. En definitava,  para que puedan desarrollar sus propios recursos, porque seamos realistas, no siempre vamos a estar a su lado para darle nuestro apoyo. Recordemos el principio " No hagas por tu hijo-a  lo que pueden hacer por si mismo-a". Es necesario ayudarles, pero no es suficiente, porque cada vez que hacemos por ellos lo que pueden hacer por si mismos, les robamos oportunidades de aprender  a confiar,  a valerse por sí mismos, a tomar decisiones, a  desarrollar sus propios recursos. Educar no es una tarea fácil, requiere grandes dosis  de esfuerzo y dedicación cada día.

Leer más: APRENDER PARA EDUCAR

 

DIRIGIDO A: 

Profesionales que trabajan con familias, educadores en los distintos ciclos formativos, pedagogos, psicólogos, coaches, formadores, orientadores, trabajadores sociales , padres o madres, tutores, y aquellas personas que quieren integrar la metodología de Coaching Familiar y Educativo, para incorporarla a su actividad personal, familiar y profesional.

BENEFICIOS DEL PROGRAMA

Aportar a los profesionales herramientas específicas de Coaching familiar y Educativo. Vivir una experiencia única y transformadora, a través de integrar aprendizajes de forma experiencial, lo que permite sacar lo mejor de nosotros mismos, tanto en las áreas personal y profesional.

MODALIDAD Curso Online por módulos

Sólo se necesita conexión a internet para acceder al aula virtual. Las clases, se siguen cómodamente, con ahorro de tiempo, sin gastos añadidos ni desplazamientos. La plataforma, permite compartir video, audio y chat, y descargar todos los materiales de la formación.

 

Leer más: Especialista en Coaching Familiar y Educativo

 

¿Cómo definir y  conseguir nuestros objetivos? 

"Hasta el arquero más hábil necesita un blanco al que apuntar"
 
Si te has planteado objetivos  para el nuevo año, conoces esa sensación, de cuando comienza un nuevo año y dices: "Me voy a comer el mundo" ...  Creo que  todas las personas comenzamos cada año, con buenos propósitos que nos motivan y que sin darnos cuenta, se  van pasando los días, los meses, y esos objetivos se van diluyendo, hasta quedar  arrinconados en el desván de  nuestra mente.  Esa motivación inicial de  hacer cosas nuevas, distintas como viajar, adelgazar, volver a estudiar y una lista de metas a conseguir, de buenos propósitos que queremmos cumplir.  Cambios que nos hacen soñar dormidos y despiertos!

Quien no se  ha planteado  objetivos para un nuevo año, que al final quedaron en solo eso,  buenas intenciones, nada más. Quien no deja ha dejado volar su imaginación, ha soñado que conseguía sus objetivos. Esa es una capacidad que tenemos los seres humanos,  poder  “visualizar”  ver aquello que aun no ha ocurrido, dar forma  a nuestros propósitos, poder disfrutarlo como si ya hubiera sucedido.  Es genial imaginar,  aunque es necesario ir más allá, avanzar desde imaginar qué queremos, y pasar  de las ideas a la acción.  Determinar con claridad nuestros objetivos,  poner en orden nuestras ideas, crear un sencillo mapa que nos sirva de referencia, una ruta a seguir hecha de esos sueños, que  están  dando vueltas sin parar en nuestra  cabeza. Es importante definir qué queremos, cuales son nuestros objetivos, porque hasta el mejor arquero, necesita un blanco al que apuntar.

Leer más: ¿SOÑAR O LOGRAR?

   COACHING FAMILIAR

La complejidad de nuestro mundo actual, la rapidez  de los cambios y la inmediatez para tomar decisiones, nos han llevado a una escasez de tiempo para la reflexión.  Vivimos en permanente estado de cambio, sin apenas darnos cuenta de lo que pasa en nuestra vida. La enorme riqueza de avances y descubrimientos relacionados con todos los campos de la ciencia y el arte, hacen de este tiempo una nueva  era del conocimiento y de la información, que nos sitúa en una   realidad cambiante en la   que vivimos y a la que hemos de adaptarnos, con rapidez,  requiere  habilidades y competencias bien integradas, para esa gestión del cambio y la incertidumbre; necesitamos  entrenarnos en esos aprendizajes   que marquen  la diferencia entre hacer de nuestra  vida esa aventura que queremos vivir,  o esa pesadilla de la que  queremos despertar!! 

Leer más: Coaching familiar