“El tesoro que buscas  se encuentra en la cueva que temes entrar” Josep Campbell

Con esta impresionante frase, comienza   Robert Dilts su Taller “El Viaje del Héroe”.  Me siento expectante por lo que está por llegar, deseando ver, escuchar,  aprender  de unos de los grandes maestros del Coaching y la PNL (Programación Neurolingüística)  

 

Al inicio del taller, mi  intención es  tomar nota de cada una de las  palabras de Robert Dilts,  no   quiero perderme ni una sola de sus  palabras.  De pronto,  ante  su presencia  me olvido de todo lo que pensé hacer y sencillamente paso atentamente a escuchar,a  sentir sus palabras,a  recibir cada gesto, cada movimiento, con  todos mis sentidos  en estado de  alerta máxima,  a lo  que  esta sucediendo allí y  ahora voy a compartirlo con vosotros.

Me impresiona Robert Dilts,  su presencia  emana confianza, serenidad, una admirable humildad. Observarle es  toda una  experiencia. Destacaría  su brillo en la mirada, su sonrisa serena, su postura abierta, distendid. Sus  manos  reflejan un movimiento natural ,armónico.  Con estilo propio , con presencia plena, como la actitud más extraordinaria para acompañar  la realidad que estamos viviendo.

Iniciamos el taller, conectando con nuestra respiración, algo que hace años he convertido en mi ritual antes de cada actividad. Estar en nuestro centro, con presencia plena, como todo  coach que se precie,  al menos así lo creo.  El primer trabajo por hacer,  es con uno mismo,  buscando nuestro   “centro”   hasta lograr ese estado óptimo de  centrado, conectado y alerta , que Robert Dilts nos insiste en lograr,  como  paso previo y  requisito para lograr ese estado de conexión con la persona a la que  acompañamos. Cobra sentido, construir desde la confianza, escuchar con compromiso,  para de esta forma poder tratar con total naturalidad  temas que nos plantea, la persona con la que realizamos el proceso de Coaching.  Siguiendo  paso a paso, centrado, abierto, alerta, conectado con uno mismo y con los demás, con actitud de hospitalidad, de acogida. Siguiendo cada paso de este  ritual,   para  comenzar nuestra jornada de trabajo,  en estado de presencia plena, aquí ahora.

Muy atenta, observo con curiosidad  cada uno de los movientos de Robert Dilts.  Escucho, no sólo con la mente, también  con el corazón.  Me conecto con sus palabras, con sus significados.  Por momentos su relato, sobre la  experiencia vivida con su madre, en su lubha con su enfermedad de cáncer, en la que   su  acompañamiento,  es el preámbulo  que da  inicio a   esa “travesía del héroe”    historia que nos muestra a  través de la lucha por la supervivencia.  Se trata de ese  reto del que no puedes escapar retrocediendo,  sino  trascendiendo y transformando  ese umbral que una vez atravesado, nos lleva a una nueva dimensión personal y de relación con la vida.  Cada detalle  va despertando  en mí  un montón de emociones y sentimientos, mis “demonios” evocan  y me conectan con  vivencias amargas, vividas de forma similiar  con  mi querida madre, Sara y su historia de lucha con el cáncer,  con   su legado de vida, que hoy pasados 15 años de su muerte, sigue vivo en mí. Su presencia en mi  me guía, me alienta  en mi propio camino de búsqueda  y transformación. Van  Pasando a gran velocidad por mi mente, imágenes de ese tiempo, relacionándonos a duras penas  con esa  enfermedad,  que un dia de forma inesperada llega, sin ser invitada.  Todo un desafío que va entrando  en nuestras vidas sin pedirnos permiso,  sin avisar, transformando todo lo que hasta ese momento sea nuestra vida.  Desafíos inesperados, retos que tenemos que afrontar, una lucha sin cuartel donde se  despiertan  “nuestros demonios”  en forma de   miedos,  sombras,  y un sinfín de dificultades que hemos de afrontar.  Atravesar ese umbral hacía lo desconocido,  ya no hay marcha atrás, toca  trascender de ese umbral,  asumir riesgos, gestionar   la adversidad, la crisis, el cambio, hay que avanzar.

Dejo que  suceda en mí  esa conexión de su historia con mi historia, una vez más “mis demonios” me retan.  Voy  atravesando mis propios  miedos, de  la mejor manera, tal como he ido  aprendido en estos años.   Sin resistencia, con aceptación de mí misma, de lo que acontece y de  lo que dentro de  mí sucede.  Dejo estar a mis sentimientos, sin  tratar  de anularlos,  dándoles  su espacio,  observando  desde mi parte más serena, porque eso que siento, me habla de mi,y dejo espacio a mi sentir, me escucho . Poco a poco me voy  situando  en el ahora, mis sentimientos empiezan dejar pasar a la calma, y me voy sintiendo mejor.  

Sigo atenta escuchando…

¿Cómo afrontar la adversidad, las crisis y el cambio?

Robert Dilts nos guía,tomando como inspiración la noción del” viaje del  héroe”  de Campbell, que representa una hoja de ruta valiosa para trascender a una nueva realidad, a través del cambio y la transformación.

“Pasos fundamentales del héroe”

1.-Escuchar la llamada a la aventura

2.-Comprometerse con la llamada a la “aventura”

3.-Cruzar el umbral

4.-Encontrar tutores, mentores

5.-Afrontar un reto o “demonio”

6.-Desarrollar nuevo recursos

7.-Completar la tarea para la que hemos sido llamados.

8.-Volver a casa como una persona transformada compartiendo con otros conocimientos y otras experiencias.

Todos tenemos  “llamadas”  las ya  escuchemos o no queramos escucharlas. Todos hemos de cruzar ·umbrales"  retos  que no sabemos cómo  afrontar.  Observar  experiencias vitales de otras personas, conocer su camino de aprendizaje y transformación, nos servirá como guía, porque en definitiva eso es vivir, una  continua transformación.  Aunque nos queramos los cambios, ni  deseemos cambiar,  la vida nos cambia,nos transforma, según los momentos. Estoy convencida que negarnos a  cambiar,  es una manera de  empezar  a estar muertos en vida.

Centrada, alerta, dispuesta  para dar la bienvenida a mi " llamada", en  la confianza  que   sabré cómo afrontar mis rets, cómo seguir el camino. Todos al final sabemos,   cómo salir adelante,  como cruzar ese umbral que  nos lleva a una nueva dimensión y transforma  nuestra vida,  y desde ahí  con todo lo vivido,  de nuevo nuestra “vuelta a casa” para continuar de nuevo  la  vida.

Contar con mentores, reales o imaginarios a nuestra medida, aprender de los  grandes maestros como Robert Dilts. Estudiar sus  modelos y observar las infinitas  posibilidades  disponibles para  recorrer cada cual nuestro “Camino del héroe”

Renovando una vez más la creencia en mí misma,  al tiempo que resuenan en mí  en las l palabras del maestro:   “A los demonios no hay que matarlos sino transformarlos”

Preparada, dispuesta para iniciar este nuevo viaje!

 

Sara Cobos

Coach Profesional  de Familia y Educativo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.