Comparto mi  inquietud por las personas, las relaciones y la forma de mejorar la convivencia. Me apasiona mi profesión, todo un reto el "entrenamiento"  coaching, en mi caso enfocado para mejorar las relaciones. Es bien conocido  por mi familia y mis amigos, todo este mundo del coaching, y mis inquietudes por estos temas: CONVIVENCIA FAMILIAR. EDUCACIÓN. Buscar la mejor versión de la persona, su forma de comunicar, de relacionarse  desde el RESPETO, la CONFIANZA y la RESPONSABILIDAD.

 

Es mi motor, hacer realidad entornos adecuados para ese saludable desarrollo de las personas en todo su potencial.  Generar compromisos  basados en objetivos  comunes. Crear espacios teniendo en cuenta los intereses personales y de grupo (familia, aula). Dar importancia a las necesidades individuales, armonizándolos con las necesidades del resto de personas que convivimos en familia.

Darnos cuenta de la importancia de la educación, comenzando por la  familia, nuestro primer referente del mundo , donde aprendemos a conocernos, a saber quienes somos, como  comportarnos  y  relacionarnos. Dar ese valor a nuestra familia, tener presente que en ella  empezamos a vivir nuestras primeras emociones, a tomar conciencia de todo lo que nos rodea; donde tomamos los primeros modelos para crear nuestra propia  familia. Donde tomamos modelos  para comprometernos, para responsabilizarnos, para lograr aquellas metas que valoramos y que queremos mantener. Ser familia es acompañar, transmitir valors, construir creencias y construir nuestra identidad.

Nuestra Familia , nuestra gran aliada , la que nos va aportando modelos de relaciones del que formamos parte. Testigo de nuestro tiempo y de nuestra historia.  Conocedora nuestras posibilidades, de nuestras inquietudes. Baúl de nuestros recuerdos, de momentos buenos y otros no tan buenos, que nos van haciendo madurar y que son tan importantes tanto malos como buenos, porque de ellos está hecha la vida.

En todas las relaciones pasamos por etapas difíciles, atravesamos crisis, y  nos sentimos inmersos en conflictos para los que no tenemos respuestas, ni sabemos cómo resolver. En esos momentos, cuando más recursos necesitamos, es cuando nos surgen más dudas que certezas. A tod@s nos cuesta asumir esas experiencias que nos confrontan , nos vemos perdidos, sentimos que esos son los peores momentos que hemos vivido... nos cuesta recordar todas esas veces que hemos salido adelante, que hemos superado retos, a pesar de todas las dificultades.

Cuesta mostrar fortaleza ante la adversidad, a todas las personas  nos cuesta gestionar nuestras emociones para sentirnos interiormente mejor, generar nuevas energías, seguir dando lo mejor  cuando las cosas se ponen difíciles... Ante estas situaciones, tal vez puede ayudarnos pensar que estas situaciones son algo natural en la vida, que no es definito, sino temporal, que  lo malo y lo bueno siempre tienen un final, aunque  sintamos que malos momentos duran demasiado, y nos cueste ver ese final.

Siempre he creido que hay muchas formas distintas de afrontar una misma situación, me he aferrado a creer que podemos encontar otras formas menos dolorosas de hacer frente a los retos y desafíos de la vida.  Resuena en mi  "Coaching Familiar y Educativo" como esa puerta que se abre para crear nuesvas opciones, para no sólo formar, simo más bien "transformar" nuestra forma de ser y estar en la vida. Confieso, que algunas personas, en relación a  mi profesión Coac de Familia y Eduativo, me han expresado "Pierdes el tiempo, la mayoría de conflictos y problemas que se dan en las relaciones  no tienen solución".  Acepto su verdad , en parte comprendo ese sentir que expresan, y eso no me resta para  seruir creyendo que aunque no podamos solucionar todos nuestros conflictos, llegados esos momentos en los que buscamos salidas, en los que necesitamos respuestas que no encontramos, al tiempo que nuestras fuerzas se van agotando en buscar sin encontrar soluciones. Sigo creyendo que  siempre tenemos la opción de mejorar nuestra actitud, buscar una nueva forma de ver la vida, de cambiar lo que pendamos,  lo que nos decimos, para transformar cómo nos sentimos.

Ante cualquier realidadm por dura que nos parezca,  siempre podemos ACEPTAR! Me recuerdo  a mi misma "aceptar" no significa que estemos satisfechas o conformes con la situación, sino que aceptamos con humildad, sin resistencias, que las cosas son como son, para desde esa aceptación sanar las heridas, que nos impiden disfrutar cada momento de nuestra vida.

Considero vitales determinados aprendizaje para la convivencia: 

ACEPTACIÓN: Aceptarnos y acepetar a los demás.

RESPETO: respetarnos y respetar a los otros.

RESPONSABILIAD: responsabilizarnos de nuestra propia vida, dejando libre la responsabilidad de las demás personas para vivir su propia vida según su criterio y necesidad y en eso todos ganamos.

Sé que no todos  los conflictos tienen solución, tampoco me dedico a dar soluciones, cada cual ha de buscar las que mejor considere.

Tal vez busquemos respuestas mágicas, no existen, ni consejos prácticos, no creo que sea lo más indicado, decirle a los demás qué hacer o cómo actuar.  Sí quiero compartir mi creencia,  en mejorarnos como personas, para mejorar nuestras relaciones. Dar lo mejor, especialmente en los momentos delicados, estar abiertas a aceptarnos,  arnos permisos, descubirnos. Admitir otras formas de percibir, de entender , de sentir, y  de vivir la vida.

Aprender a sentirnos bien, aceptar los conflictos como parte natural  de la vida. Admitir sin resistencias que por mucho que lo deseemos no, podremos resolver todos nuestros conflictos, pero sí como queremos vivirlos.

Abandonar posiciones inflexibles, percepciones cerradas que minan nuestras relaciones, marcan nuestras historias familiares dejando graves heridas en el alma.

Deseo que este articulo te haya resultado interesante y productivo.

Para Consultar sobre servicios de Coaching para temas : Personales, Profesionales y Familiares

Horario : 9 h. a 14h ( hora española) Móvil: 605415095 Skype: sara.coach.1